LO ÚLTIMO

Daños en motores de la planta potabilizadora afectan distribución del servicio de agua


El deterioro de los equipos hace que la prestación del servicio de agua potable no sea óptima, además del problema eléctrico que ocasiona que la planta salga de servicio unas seis horas al día


La afectación del servicio de agua potable en el municipio Alberto Adriani se debe a las pésimas condiciones en las que se encuentra la planta potabilizadora de Mucujepe, la cual fue desmantelada por la gestión anterior.

Así lo denunció el ingeniero Argenis Hernández, quien junto al gobernador del estado, Ramón Guevara, y el presidente de Aguas de Mérida, Henry Dávila, efectuaron un recorrido por dicha instalación a fin de mostrar a la opinión pública las condiciones en que se encuentra la misma.

Explicó que la planta que abastece de electricidad a la planta de tratamiento de Mucujepe cuando hay interrupciones en el servicio, “quedó prácticamente desmantelada por la gestión anterior de Aguas de Mérida; es una planta eléctrica, motor Caterpillar de 6 cilindros y su generador de 500 kWa”.

De igual modo, se encuentran en el lugar varios motores que son necesarios para el funcionamiento de la maquinaria potabilizadora, los cuales  están destruidos.


“Si no tenemos esos equipos no puede funcionar a su plena capacidad; de hecho, tiene una capacidad instalada de mil 200 litros por segundo y actualmente en condiciones operativas su capacidad es menor”.

Hernández dijo que fue recibida en ese estado, pero desde el gobierno de Ramón Guevara se está haciendo el trabajo para recuperarla poco a poco.

Uno de los dos clarificadores, que es de característica modular compacta, detalló, no funciona porque el motor está destruido, así como el sistema de intercambio de velocidad.

“De los cuatro módulos de filtros hay uno fuera de servicio y sin ningún tipo de utilidad; los otros tres módulos se encuentran en condiciones operativas muy lamentables”, precisó.

Estas circunstancias hacen que la prestación del servicio de agua potable no sea óptima, destacó Hernández, adicionando además el problema eléctrico que hace que la planta salga de servicio unas seis horas al día.

Actualmente hay buen caudal y el servicio podría prestarse sin interrupciones, pero a consecuencia de los daños en motores y otras partes, solo puede tratarse un porcentaje del agua. 

Prensa OCI